Vamos cerrando el año con los mejores libros de 2016

christmas-bookshelfTodos los fines de año son un buen pretexto para hacer un recuento de lo bueno y lo no tan bueno durante ese ciclo en que le dimos la vuelta al sol. Así que aprovecho el pretexto para cerrar mi año con un recuento los mejores libros de 2016, selección que por cierto no resultó nada fácil:

El Japón de Murakami de Carlos Rubio (Aguilar, 2012)

Murakami es uno de esos autores a quien odias o amas (me encuentro entre los segundos), pero, independientemente del sentimiento que te provoque, es un autor cuya obra creo que no es entendida del todo y, cómo entenderlo si Japón nos queda tan lejano, y no sólo hablando en el aspecto geográfico. Pues bien, este es el libro para que entiendas precisamente el contexto de su obra y lo ames un poquito más o comiences a entenderlo y te des cuenta que quizá tu animadversión son meros prejuicios.

Este libro es también para acercarnos desde distintos puntos a un país tan apasionante como Japón: religión, sociedad, escritura, historia.

En resumen, El Japón de Murakami servirá tanto al lector de Murakami, como al interesado en el Japón o bien, para el lector de Murakami que además esté interesado en Japón.

Mundo umbrío de Jaime Alfonso Sandoval

La trilogía completa –Las dos muertes de Lina Posada (SM, 2011), La traición (SM, 2012) y La venganza (SM, 2015)– ha resultado un verdadero agasajo y grata sorpresa. A esta trilogía llegué gracias a una tarjeta de regalo de las que hasta hace poco te obsequiaba Starbucks y que te permitía encontrar grandes sorpresas como precisamente la primera entrega de Mundo Umbrío.

Jaime Alfonso Sandoval ha sabido darle vuelta a las historias de vampiros (o umbríos, como se les conoce en esta saga) y lo ha hecho de forma muy divertida y con personajes entrañables. El autor ha creado un universo que cautivará no sólo a los amantes de la literatura de vampiros, sino a cualquiera que se de la oportunidad de acercarse a Mundo Umbrío.

El único pero que le pongo a esta trilogía y que ya he mencionado en otras ocasiones es la desastrosa edición electrónica, es una pena que la editorial no haya puesto el cuidado y respeto que Mundo Umbrío y su autor merecían.

Palomar de Italo Calvino (Siruela, 2001)

Un libro corto, pero no por ello simple, al contrario Palomar resulta un libro profundo que se disfruta mucho, con un señor Palomar que es un gran observador del mundo y de cosas que, aunque pueden parecernos nimias, son el punto de partida hacia reflexiones muy disfrutables.

Biblioteca pública: mientras llega el futuro de Fernando Juárez (Editorial UOC, 2015)

De este libro ya hablé en otro momento, pero bien vale la pena volver a mencionarlo en este top pues es una reflexión y charla muy cercana sobre el deber ser de la biblioteca pública, a veces tan denostada entre los colegas. Y aunque en su título lleva la palabra Futuro, es más bien una reflexión sobre el presente, que es lo que verdaderamente importa para entender y construir la biblioteca pública del futuro.

Cuentos escritos a máquina de Gianni Rodari (Santillana, 2007)

No sé si a ustedes les pase lo mismo pero cuando alguien mencionaba a Rodari, irremediablemente me venía a la mente su Gramática de la fantasía que, aunque es un referente entre la LIJ, quizá opaca un poco el resto de la obra de Rodari. Pues bien, Cuentos escritos a máquina reúne una serie de historias hilarantes, divertidas y, en especial, con mucha crítica social.

Hasta aquí mi top del 2016. Aprovecho este último post del año para desearles un gran 2017, lleno de lecturas de todo tipo y bajo cualquier pretexto, y que también sea un año en el que la biblioteca se convierta en su tercer espacio.

¡Salud!

Deja tu Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *