Como cada año, este 23 de abril celebramos uno de los días más bonitos que puede tener todo el año, me refiero a un día importante para los lectores, lectoras y todo aquel relacionado con el mundo del libro, incluidos, desde luego, nosotros los bibliotecarios, me refiero al Día Internacional del Libro y el Derecho de Autor 2015 que se conmemora desde 1995 en honor a tres grandes escritores –Cervantes, Shakespeare e Inca Garcilaso de la Vega– que, coincidencias literarias de la vida, fallecieron precisamente en abril de 1616, 22 de abril el primero y 23 de abril los dos últimos. Pero no sólo el 23 es el día más importante del mes, de hecho, abril es un mes literario de cabo a rabo, apenas comenzando el mes llega el Día Internacional del Libro Infantil y Juvenil que se celebra en honor del nacimiento del escritor danés Hans Christian Andersen el 2 de abril de 1805; y si nos ponemos un poco macabros, abril es también un mes de muchos aniversarios luctuosos de escritores, algo así como si los grandes entre los grandes, en un derroche de poesía, esperaran a este mes para poder irse celebrando un mes tan lleno [&hellip

Leer Más...

La American Library Association (ALA) publicó hace unos días (12 de abril) su State of America’s Libraries Report 2015, un informe que cada año da cuenta de la situación de las bibliotecas en Estados Unidos. El informe es altamente recomendable para actualizarnos respecto de lo que ocurre en otras latitudes; sin embargo, en este post me quiero enfocar en la sección donde la ALA presenta listado de los libros más cuestionados de 2014. Los libros más cuestionados o desafiantes (challenged books) son todos aquellos libros cuyo contenido se considera inapropiado y que han recibido quejas formales y/o por escrito para que se restrinja el acceso o sean removidos de las bibliotecas (38% para bibliotecas públicas y 11% para bibliotecas escolares), de las escuelas (36%) y de otras instituciones que manejen estos materiales (15%). En el 2014 la OIF (Oficina para la Libertad Intelectual de la ALA) recibió 311 reportes sobre intentos para eliminar distintos libros de los programas escolares y/o de las bibliotecas, en el comunicado la ALA señala que el 80% de los libros de esta lista reflejan contenidos culturales y autores diversos, a diferencia de las listas publicadas entre 2001 y 2013 donde los libros en el ojo del [&hellip

Leer Más...

¿Crees que eres especial porque hueles los libros apenas adquiridos, porque tienes un montón de libros apilados en tu mesa de dormir, porque lees en el baño o porque lees varios libros al mismo tiempo? Aquí va un post sobre lectores excéntricos, que quizá te demuestre que estás muy lejos de serlo. Se dice que Maquiavelo vestía sus mejores atuendos para leer a sus autores favoritos, algo así como vestir de fiesta para leer, imaginen todos aquellos lectores y lectoras que no conciben irse a la cama sin antes leer un libro, vestir de gala para leer-dormir. Montaigne, al contrario de Maquiavelo, consideraba a la lectura como un ejercicio extenuante que ataba y entristecía al cuerpo mientras ponía a trabajar la mente, razón por la cual acostumbraba a leer caminando, una costumbre que no ha perdido peso a lo largo de los siglos, si no me creen, miren: Lo que sí veo un poco más complicado es leer mientras montas a caballo, pero se dice que varios humanistas del renacimiento lo hacían durante sus largos trayectos, y es que en algo había que ocupar el tiempo en estos largos recorridos, aunque quizá la lectura no fuera la actividad más sencilla [&hellip

Leer Más...

Si tu propósito número uno de año nuevo fue leer más libros y sólo has logrado completar la primera mitad de un libro de 50 páginas, entonces este post es para ti. ¿Cómo leer más de 42 libros en un año? es un artículo que ha estado circulando bastante en los últimos días y que no quiero pasar de largo, después de todo, de lectura se trata la cosa. Pues bien, el especialista del comportamiento Sam Thomas Davies es capaz de leer más de 42 libros en un año (más de 3 libros por mes), ustedes se preguntarán, ¿y cómo logra esta insana cantidad de libros en un año, especialmente en estos tiempos en los que hay tantos distractores y la constante es andar corriendo todo el día?, Sam Thomas Davies se lo deja a la regla del 10%, es decir, que una vez que tomes un libro entre tus manos te comprometas a leer un 10% del mismo cada día, así de simple. Desde luego que en el camino desearás enfrentarte a un mamotreto de más de quinientas o incluso mil páginas (no sé por qué me viene a la mente The history and power of writing que me [&hellip

Leer Más...

Vía Galleycat llego a Breve historia de la literatura juvenil, un interesante video elaborado por Epic Reads y que muestra precisamente eso, la historia de la literatura juvenil –YA, Young Adults en inglés– dirigida generalmente a adolescentes lectores entre los 12 y los 18 años, y que en los primeros 15 años de este tercer milenio está viviendo un segundo aire gracias a la aparición de libros como las sagas Crepúsculo de la escritora Stephenie Meyer y Los juegos del hambre de Suzanne Collins, así como con la creación de premios literarios enfocados en esta categoría. Es interesante ver algunas diferencias entre la Literatura Juvenil en Estados Unidos y países de habla hispana como es el caso de México, comenzando por el término mismo: en inglés se usa YA y fue utilizado por vez primera en 1960; en español no existe un registro oficial del término (si me equivoco, por favor corríjanme) que, además siempre viene acompañado de un género hermano, es decir, la Literatura Infantil; de esta manera nosotros lo conocemos generalmente como LIJ (Literatura Infantil y Juvenil) y entre los muchos exponentes actuales encontramos, desde luego, las traducciones de libros mencionados en el video, pero también es posible [&hellip

Leer Más...