A propósito del Nobel de Literatura

Como ya todos debemos saber, el premio Nobel de Literatura 2008 fue otorgado al escritor francés Jean-Marie Gustave Le Clézio. No voy a detenerme a hacer una biografía, que para eso ya está la wikipedia y seguramente miles de páginas web que hablan de su vida y obra.

Lo que realmente me interesa platicarles en este post es un dato curioso (que me contó un gran amigo que actualmente estudia francés en el IFAL) sobre Le Clézio y su relación con las bibliotecas; Le Clézio fue enviado a México para realizar una especie de servicio civil como profesor en el Instituto Francés de América Latina (IFAL); sin embargo, terminó trabajando en la biblioteca del instituto.

¿El dato curioso? pues bien, en la mayoría de las entrevistas, Le Clézio afirma que su trabajo consistente en acomodar libros dentro de la biblioteca le resultaba aburrido y para matar el tiempo leía todo lo que tenía a mano (siendo una biblioteca, eso debió ser mucho); y fue ahí donde se involucró más con la historia y cultura de México además de que ahí fue donde sus trabajos literarios dieron un giro hasta derivar en lo que actualmente es su obra y merecedora del Premio Nobel.

Cosa rara que precisamente un hombre dedicado a las letras encontrara aburrida una biblioteca o mejor dicho, la labor de un bibliotecario; porque Le Clézio era un bibliotecario, no un usuario. Pero sin duda al interior de ésta comenzó a gestarse el trabajo que más tarde lo haría merecedor de un premio Nobel; así que colegas, seamos entusiastas con nuestra labor, nadie mejor que nosotros para ofrecer el servicio y dejar satisfechos a nuestros usuarios que además, quién sabe si con la información que les proporcionemos algún día lleguen a producir otras grandes obras merecedoras de un Premio Nobel.

Aquí una de las entrevistas a Le Clézio.

Deja un Comentario