Primeros 5 años de la Vasconcelos

Biblioteca Vasconcelos

En mayo 2006, justo cuando el entonces Presidente de México Vicente Fox estaba cerrando el último año de su administración, entregaba lo que entonces fue conocida como la “_gran obra cultural de la administración foxista_,” la Biblioteca José Vasconcelos en Buenavista.

Desde que la Biblioteca Vasconcelos era un proyecto ya recibía varias críticas: el presupuesto inicial fue de 800 millones de pesos, elevado sin duda para una biblioteca ubicada en el centro del país, mientras el resto de las bibliotecas públicas del sistema seguían con problemas como la obsolescencia de los acervos. Fue evidente que no existía una planeación y análisis de las necesidades reales de los usuarios, además del desconocimiento del sistema de bibliotecas públicas del país por parte de las autoridades de cultura de esa gestión.

No tuvo que pasar mucho después de su inauguración para comenzar a presentar más problemas y verse envuelta en escándalo, para todos fue muy claro que como el entonces Presidente debía cerrar su administración entregando la biblioteca, esta fue entregada sin estar lista; así que para su primera temporada de lluvias—cuando esta llevaba sólo unas semanas funcionando—comenzaron las goteras, por lo que se hizo necesario cerrarla durante casi dos años para “ultimar” los detalles que faltaban al momento de su inauguración, es decir, que permaneció cerrada hasta diciembre de 2008.

Por esas mismas fechas la Vasconcelos enfrentaba un nuevo escándalo, que en lo personal me pareció un tanto absurdo y ocioso: las autoridades facilitaron las instalaciones para una sesión fotográfico para el catálogo de una reconocida marca de zapatos. Al parecer, estaba en la mira y todo lo que ocurriera sería pasado por la lupa de críticas.

Biblioteca Vasconcelos

En agosto de 2008, cuando tenía poco más de dos años cerrada, Héctor Vasconcelos, hijo de José Vasconcelos solicitó al Director General de Bibliotecas Públicas que el acervo de la fonoteca Esperanza Cruz de Vasconcelos (integrada por 2,205 CDs y 962 discos LP) le fuera devuelto pues en dos años no había sido utilizado y desconocía el estado de la colección. Y por esa misma época el patronato de la biblioteca (entre los que destacaban Carlos Fuentes, Julieta Fierro, Alberto Ruy Sánchez) creado por el entonces presidente Fox presentó su renuncia debido a tantas irregularidades.

El 18 de agosto de 2008, Alfredo Verdugo a nombre del Colegio Nacional de Bibliotecarios envía una carta al Director de Conaculta solicitándole que se considere a un bibliotecario profesional para dirigir la Biblioteca, puesto que para ese entonces estaba vacante después de la renuncia del anterior director. En febrero de 2009 se designó a Fernando Álvarez del Castillo como el nuevo director del recinto, aunque Álvarez del Castillo no es bibliotecario profesional ha tenido amplia experiencia en materia de bibliotecas.

En diciembre de 2008 la Biblioteca Vasconcelos finalmente reabre sus puertas a todo el público, comienza de lleno a ofrecer sus servicios bibliotecarios y se enfocan en servicios de extensión bibliotecaria por demás interesantes: mesas redondas, presentaciones de libros, talleres de promoción lectora, exposiciones, conciertos y una cartelera cultural nada despreciable para los usuarios.

Biblioteca VasconcelosSu acervo bibliográfico, hemerográfico, audiovisual y multimedia es uno de los más grandes de las bibliotecas públicas de América Latina (575,000 libros clasificados con el sistema Dewey) y se encuentra distribuido en los 40,000 metros de estantería y que puede ser consultado a través del catálogo en línea. Cuenta con diversas salas: infantil, multimedia, hemeroteca, auditorio con capacidad para 500 personas, Sala Braille con un acervo de más de 3000 ejemplares, entre otras. Por último, de acuerdo con un informe de su actual director hasta julio de 2009 había recibido 91,000 visitantes, se habían extendido más de 3000 credenciales y se realizaron cerca de 46,000 préstamos a domicilio.

Como lo mencioné en su momento, a pesar de las duras críticas y tropiezos, la Vasconcelos en este último año ha realizado un gran trabajo y creo que vale la pena darle una oportunidad; ya que la tenemos, aprovechémosla y explotemos todos sus servicios, hagamos que cumpla con el objetivo de toda biblioteca pública.

Deja un comentario