Ley de la Sociedad de la Información

Este jueves fue aprobada en la Cámara de Diputados la Ley de la Sociedad de Ia Información con la cual se pretende construir un marco legal para garantizar a todos y todas el acceso a las computadoras e Internet.

Para ser honesta y sin ánimos de sonar fatalista, no se si me da gusto o me preocupa que se aprueben este tipo de iniciativas; a veces me de la impresión que son más una moda que una intención real por entender y permitir el acceso a las computadoras y la información. Hasta ahora, todas las iniciativas enfocadas en información y lectura, llámese “Ley de fomento a la lectura y el libro”, “Ley de Bibliotecas Públicas, o incluso esta Ley recientemente aprobada, hablan de “garantizar el acceso a los más desprotegidos del país”, pero ninguna de ellas ha logrado cumplir su cometido. Hablemos por ejemplo de la Ley de General de Bibliotecas Públicas que pretendió en su momento dotar de bibliotecas públicas a todas las regiones de nuestro país y aún cuando fue exitosa hasta cierto punto, casi 30 años después de aprobada nos encontramos bibliotecas públicas con materiales obsoletos y que no se adecuan a las necesidades de su comunidad. En el caso de la Ley de Fomento a la Lectura y el Libro aprobada en abril del año pasado, que alguien por favor me hable de resultados, porque hasta este momento yo no percibo que más mexicanos estén leyendo.

Me pregunto entonces cómo harán para garantizar el acceso a las TICs cuando aún no han logrado resolver el tema de bibliotecas bien equipadas tanto en información como de recursos humanos que satisfagan las necesidades de información de sus usuarios y cuando la biblioteca más grande de la historia resultó un fracaso desde su concepción misma; cómo pretenden garantizar el acceso a la información si en muchos de los sitios web de dependencias gubernamentales lo menos accesible es precisamente la información: SEPIMSSCONACULTADirección General de Bibliotecas, por mencionar algunos ejemplos.

Repito, espero no ser fatalista y estarme adelantando a los hechos, pero me gustará ver dentro de un año qué está sucediendo con esta ley y si realmente permitió a más mexicanos tener acceso a computadoras e Internet, pero todavía más importante: si logró que todos/as esos mexicanos comprendan, aprovechen y se beneficien tanto social, cultural, educativa y económicamente de estas herramientas.

Deja un comentario