Formatos de eBooks

Cuando se habla del libro electrónico a menudo no podemos evitar hacerlo en términos de ventajas y desventajas, pros y contras, defendiendo o atacando a esta “nueva” forma de lectura donde los argumentos a favor y en contra casi siempre salen a flote: poder llevar toda tu biblioteca a cuestas vs DRMs; los libros electrónicos son más baratos vs la escasa oferta de libros en español; posibilidad de leer más libros vs imposibilidad de prestarlos; por mencionar unos cuantos ejemplos. Sin embargo, hay un tema al que debemos prestar especial atención al momento de comenzar a adentrarnos en el mundo de la lectura en pantalla: los formatos de los distintos ebooks.

En la actualidad, los principales formatos de los libros electrónicos son el PDF, el HTML, el Mobi –formato nativo tanto para los dispositivos Kindle, como para las distintas aplicaciones Kindle–, y el ePub que se ha convertido hoy en día en el estándar casi obligado cuando de libros electrónicos se trata, no es gratuito que Amazon, aunque contara con su propio formato haya tenido que revirar y abrirse a dicho formato recientemente. En el post Glosario bibliotecológico: eInk, ePub, Mobipocket, PDF ya les he explicado en qué consiste cada uno de ellos; sin embargo, ante el surgimiento constante de dispositivos de lectura dedicados y los que son multitarea, como las tabletas, o incluso los smartphones, comienza a hacerse complicado saber qué formato de e-book se puede leer en el dispositivo que poseo.

Recientemente veo en iLibrarian esta infografía que nos puede dar una luz en el tema de los formatos y los distintos dispositivos donde leer nuestros libros electrónicos.

Formatos de ebooks

A pesar de que, como ya se ha mencionado en párrafos anteriores, la gran mayoría de los dispositivos (llámese e-reader, smartphone, tableta o computadora de escritorio) aceptan al ePub como formato estandar, los usuarios y lectores nos enfrentamos al problema de los DRM que, gracias a la falta de visión de las editoriales y a las tiendas que publican y venden los libros electrónicos, no hacen más que llenar de candados a los archivos en un intento ilusorio de protección antipiratería; lo que se convierte a su vez en un verdadero problema al momento de querer leer un libro en distintos dispositivos. Creo yo que el tema de los DRMs es un problema incluso más grave que el de los formatos, ¿de qué sirve tener un formato estándar si determinado libro no puede ser leído en diferentes dispositivos?

Los únicos libros que se salvan hoy en día de las protecciones son los que están libres de derechos (como muchos clásicos que encontramos en distintos catálogos como el Proyecto Gutenberg), así como los libros que los mismos escritores suben para libre descarga y que, son bastantes dado que en la mayoría de los casos son escritores independientes que quieren dar a conocer su obra. En estos casos, lo aconsejable es descargar el formato ePub, o en su defecto en PDF si existe la opción, para así asegurarnos que podremos leerlo en cualquier dispositivo.

Una posible solución, es la llamada lectura en la nube, de la que ya también he hablado en este blog; con ésta es posible leer un mismo libro en diferentes dispositivos que cuenten con las aplicaciones, por ejemplo, el Kindle Cloud permite leer los libros en formato mobi tanto en los dispositivos Kindle como en las aplicaciones de Kindle para Mac, PC, iPod/iPhone, iPad, dispositivos Android e Internet; Kobo también es una solución con la posibilidad de leer los libros en el Kobo y en las distintas aplicaciones Kobo.

Deja un comentario