Glosario Bibliotecológico: Libros en la Nube

Enero y diciembre son meses que siempre se prestan para hacer recuentos y predicciones; como parte de las predicciones  en materia del libro electrónico hace algunos días les comentaba que 2012 sería muy seguramente el año de la autoedición. Sin embargo, creo que otro tema al que debemos prestar mucha atención durante este año será al de la llamada lectura en la nube, que también ya dio mucho de qué hablar durante todo 2011 y que sin duda se convertirá en un futuro cercano en una de las formas de lectura más comunes.

Libros en la nube, información en la nube, catálogos en la nube, información en la nube, “la nube”, son seguramente los términos que hemos escuchado con insistencia en recientemente pero, ¿qué entendemos pues por libros en la nubeen particular y por la nube, en general?

El surgimiento el e-book nos ha abierto un mundo de posibilidades al momento de leer, desde poder salir de viaje con nuestra biblioteca electrónica a cuestas (o mejor dicho, en nuestro e-reader), hasta tener nuestros libros disponibles en casi cualquier dispositivo de lectura, llámese e-reader, tableta o computadora de escritorio. Eso es precisamente “la nube,” el tener toda la información (no sólo libros) almacenada de manera permanente en servidores de Internet y se envía a cachés temporales de cliente, es decir, fuera de la computadora, tableta o e-reader y disponible para ser utilizada en cualquier momento, lugar y dispositivo con sólo contar con una conexión a internet.

Y es precisamente al ser un lugar “etéreo”, por decirle de alguna manera, que la nube recibe tantas críticas y muchos se encuentran reticentes a utilizarla: no saber dónde se encuentra realmente nuestra información y tampoco estár 100% seguro que la misma estará disponible en todo momento y lugar, basta un apagón o no tener conexión WiFi para que la nube no sea tan atractiva. A su favor, se puede mencionar que la ventaja indiscutible de la nube en materia de lectura es que libera al usuario de un dispositivo de lectura exclusivo y está en posibilidad de leer desde donde lo desee –tanto espacio físico, como dispositivo– siempre y cuando cuente con conexión a la red.

Kindle Cloud Reader Amazon Cloud Drive

Amazon nos ha dado un buen ejemplo de la experiencia de leer en la nube con elKindle Cloud Reader que permite a los lectores que adquieran libros electrónicos en dicha tienda leer sus libros tanto en los dispositivos Kindle, como en las aplicaciones Kindle para PC, Mac, dispositivos Android, iPod/iPhone/iPad y también en el Cloud Reader de Amazon; lo interesante es que la sincronización es automática, esto quiere decir que el libro que se lea en un dispositivo o en la web, será lo mismo que se esté leyendo en cualquier otro dispositivo. Otro servicio en la nube que nos ofrece Amazon es el Amazon Cloud Drive anunciado en septiembre de 2011 junto con el Kindle Fire, la tableta que permite 5GB de almacenamiento de música, videos, documentos, etc.

Kobo Cloud

Otro buen ejemplo de libros en la nube es el que ofrece actualmente Kobo que, al igual que Amazon, permite a sus usuarios leer en los dispositivos de lectura de Kobo, así como en las aplicaciones de Kobo para PC, Mac, dispositivos con sistema Android y los dispositivos de Apple.

iCloud

Por último, Apple cuenta con el iCloud, un servicio que almacena todo el contenido (información, documentos, música, fotos, libros, etc.) de un usuario y lo comparte entre los distintos dispositivos, es decir, las distintas computadoras Mac, iPod, iPad y también iPhone.

Deja un comentario