Glosario bibliotecológico: pulmones en libro

"Comstock-book-lungs" by John Henry Comstock - Scanned from the 1920 edition of The Spider Book, published by Doubleday, Page & Company in the United States (originally published in 1912). Licensed under Public Domain via Wikimedia Commons

“Comstock-book-lungs” by John Henry Comstock – Scanned from the 1920 edition of The Spider Book. Licensed under Public Domain via Wikimedia Commons

En realidad, más que en la categoría de glosario bibliotecológico, este post debería entrar en una categoría poética o zoológica o, ¿por qué no?, inventarme una novedosa categoría que sea una mezcolanza extraña que tenga mucho de zoología-poética-bibliotecaria.

Muchos se preguntarán, ¿y por qué está metiendo temas de zoología en un blog destinado a los libros y la bibliotecología? A lo que yo respondo: la diversidad y lo interdisciplinar es precisamente lo bonito de la bibliotecología, así que casi cualquier cosa se puede relacionar con ella; por eso no tengo ninguna duda en incluir en este glosario los “pulmones en libro.”

Y para no seguirle dando largas a los pulmones en libro en este blog, aterricemos:

Los pulmones en libro (book lung en inglés) son los pulmones de los arácnidos, con algunas excepciones como los ácaros que al ser tan pequeños, les resultó imposible, evolutivamente hablando, mantener tantas hojas apiladas para que pudieran respirar –claro que esa es interpretación de una humilde bibliotecaria que poco o nada se ha relacionado con la zoología y menos con la aracnología–. En fin, volviendo al tema, los pulmones en libro son los órganos respiratorios de las arañas que asemejan a unas hojas o laminillas apiladas a manera de un libro.

A diferencia de los humanos, las arañas no inhalan y exhalan, sino que el aire pasa de forma natural por estas láminas donde se intercambia el oxígeno, por lo que este tipo de estructura es más apropiada para dar paso libre al aire.

A este tipo de pulmones también se le conoce como pulmones laminares o filotráqueas; sin embargo, para propósitos de este blog nos quedamos con el término pulmones en libro que, desde luego y como ya lo dije al principio, suena a tal grado poético que hasta me provoca un dejo de envidia y me deja con ganas de que los bibliotecarios, en un acto evolutivo en honor a los libros, desarrolláramos unos pulmones así, ¡eso sí que sería una auténtica nostalgia por el libro impreso. Así que llámenlo berrinche o como quieran, pero entenderán que no podía dejar que este término quedara fuera del blog.

One Response a “Glosario bibliotecológico: pulmones en libro”
  1. Tina 25 agosto, 2019

Deja un Comentario