Breve historia de la literatura juvenil


Vía Galleycat llego a Breve historia de la literatura juvenil, un interesante video elaborado por Epic Reads y que muestra precisamente eso, la historia de la literatura juvenil –YA, Young Adults en inglés– dirigida generalmente a adolescentes lectores entre los 12 y los 18 años, y que en los primeros 15 años de este tercer milenio está viviendo un segundo aire gracias a la aparición de libros como las sagas Crepúsculo de la escritora Stephenie Meyer y Los juegos del hambre de Suzanne Collins, así como con la creación de premios literarios enfocados en esta categoría.

Es interesante ver algunas diferencias entre la Literatura Juvenil en Estados Unidos y países de habla hispana como es el caso de México, comenzando por el término mismo: en inglés se usa YA y fue utilizado por vez primera en 1960; en español no existe un registro oficial del término (si me equivoco, por favor corríjanme) que, además siempre viene acompañado de un género hermano, es decir, la Literatura Infantil; de esta manera nosotros lo conocemos generalmente como LIJ (Literatura Infantil y Juvenil) y entre los muchos exponentes actuales encontramos, desde luego, las traducciones de libros mencionados en el video, pero también es posible mencionar a buenos representantes LIJ de habla hispana, por ejemplo los mexicanos Juan Villoro, Jaime Alfonso Sandoval y María Luisa Puga, entre muchos otros.

Si les interesa conocer qué otros autores de Literatura Infantil y Juvenil existen en nuestro idioma, les recomiendo revisar este Gran Diccionario de autores latinoamericanos de literatura infantil y juvenil publicado por la Editorial SM.

Por cierto, que en lo personal no me gusta mucho pensar en que la LIJ está sólo dirigida a niños y adolescentes, soy de las que, al igual que C. S. Lewis, “me inclino establecer como canon que un cuento para niños que sólo disfrutan los niños es entonces una mala historia infantil.”

Y ya para terminar, además del video, les dejo también una línea del tiempo sobre literatura infantil que elaboré hace ya algunos años en Dipity, está bien que no es Literatura Juvenil pero sirva para el dato.

Deja un Comentario