Beneficios de la lectura: Caso 101. Previene del envenenamiento

portada el misterio de pale horseImagen vía: Amazon

Los que sean lectores  regulares de este blog sabrán que cuando hablo de las bondades de la lectura, no me gusta hacerlo en términos románticos con argumentos ya muy gastados y sin sentido, decir que “la lectura es buena”, “la lectura nos hace mejores personas”, “leer nos hace inteligentes” y un etcétera interminable, no hace mucho eco en las personas a las que queremos convencer de que lean. Lo que a mi me gusta es darles ejemplos “constantes y sonantes” de los verdaderos beneficios de la lectura, ejemplos claros de por qué es bueno leer y lo que los libros pueden hacer por nosotros y con nosotros, así que en esta entrega sobre los beneficios de la lectura les hablaré de cómo el libro previene del envenenamiento o, en todo caso, nos ayuda a resolver muertes misteriosas:

En 1961 la escritora británica Agatha Christie publicó “El misterio de Pale Horse”, una novela policiaca donde se descubre que una serie de asesinatos se debe a envenenamiento por talio, aunque al inicio de la obra todo apunte a tres brujas como las principales sospechosas.

El talio, descubierto por William Crookes en 1861 (100 años antes de la publicación de este libro), es un elemento otrora utilizado ampliamente como raticida. El talio tuvo además una vida muy corta en la medicina, fue utilizado para depilar a pacientes con tiña y para tratar otras enfermedades de la piel, así como para reducir la sudoración de los enfermos de tuberculosis, esto  hasta que se descubrió que tenía efectos cancerígenos, sobra decir que la vida de estos pacientes fue más corta de lo esperado.

En fin, que la novela de Christie permitió a muchos lectores, que de otra forma nunca se hubieran acercado a la química y los elementos, conocer el talio y sus efectos nocivos y, ¡prevenir a la gente de morir por envenenamiento! En otro libro titulado “The Agatha Christie Companion“, las escritoras Deniss Sanders y Len Lovallo presentan tres casos en los que “El misterio de Pale Horse” pudo ayudar a identificar el envenenamiento por talio:

  1. Una mujer escribió a la autora para decirle que los síntomas descritos en la novela le permitieron identificar a un hombre que era envenenado lentamente por su esposa.
  2. Una pequeña de poco más de un año fue ingresada en un hospital por una enfermedad que los médicos no identificaban, la enfermera en turno, que había leído la novela de Christie sugirió que la trataran de envenenamiento por talio. Más tarde se descubrió que sus padres lo utilizaban como insecticida y que la bebé lo había ingerido accidentalmente, un descuido fatal en una época donde no se habían popularizado las tapas a pruebas de niños en los medicamentos.
  3. En 1971, justo diez años después de publicado el libro de Agatha Christie, cerca de 70 personas en Hertfordshire, condado en Reino Unido, enfermaron  y dos de ellos murieron. En un principio se llamó a la extraña enfermedad “el bicho de Bovingdon” pues los enfermos trabajaban en un taller de fotografía en Bovingdon, pueblo perteneciente al mismo condado, sin embargo los análisis realizados en el lugar donde surgió la enfermedad no arrojaron ningún resultado. Graham Young, un trabajador, advirtió al médico que podía tratarse de envenenamiento por talio y el especialista forense que también estaba llevando el caso inmediatamete recordó la novela de Agatha Christie. Lo sorprendente del caso es que el mismo trabajador que había dado la pista al médico era el culpable, también salió a la luz que poco antes de ser contratado había sido dado de alta de un hospital psiquiátrico en el que permaneció varios años hospitalizado por intentar envenenar a su propia familia.

Así las cosas con los beneficios de la lectura y, de hecho, otra cosa buena de los libros es que nos permiten conocer estos casos y saber que los libros pueden salvarnos literalmente la vida; si les interesa el dato, de todo esto me enteré gracias al libro La tabla periódica de Hugh Aldersey-Williams; un libro ampliamente recomendable incluso para la gente que, como yo, nunca ha sido muy entendida de la química, los elementos y cómo nos pueden matar.

2 Respuestas a “Beneficios de la lectura: Caso 101. Previene del envenenamiento”
  1. Adonita 20 julio, 2013
  2. Bea 20 julio, 2013

Deja un Comentario