La predicción que sobre internet hizo Paul Otlet

Sigo rescatando algunos artículos publicados en su momento en otros blogs, este habla sobre la predicción de internet que hizo Paul Otlet:

Paul OtletRecuerdo que durante mis años universitarios por más que hice el mejor esfuerzo, no logré entender del todo las lecturas de Paul Otlet (1868-1944), quien ha sido considerado el padre de la documentación moderna. Es hasta hace unos días, cuando di por casualidad con este artículo La Red que cayó en el olvido, donde vuelvo a encontrarme con la figura de Otlet, quien, si bien no sentó las bases, sí tuvo una predicción bastante certera de lo que es hoy día Internet. De hecho, en ese artículo los historiadores vuelven a darle a Otlet el crédito de ser el primero en visualizar la idea de un mundo interconectado en el que cualquier persona tuviera acceso a la información.

Quizá hasta ahora logro entender la emoción con la que algunos de mis profesores hablaban de Otlet; quien estuvo siempre preocupado por lograr que el conocimiento plasmado en aquél entonces en papel, estuviera al alcance de quien la necesitara (preocupación que hasta ahora muchos de los profesionales de la información y documentación compartimos). Más adelante, junto con su colega Henri LaFontaine crearon el Mundaneum, que fue pensado como el gran centro donde se albergara el registro de la obra bibliográfica universal; desde luego, cuando la recolección de datos comenzó a volverse titánica y alcanzó cerca de los 12 millones de registros, Otlet se dio cuenta que sería imposible finalizar dicha labor; por lo que pensó que lo mejor sería que las máquinas se hicieran cargo de esta tarea, e incluso pensó que además del registro, las máquinas realizaran hipervínculos.

Me pregunto ¿qué pensaría Otlet si viviera en el siglo XXI, cuál habría sido su reacción al darse cuenta que todo lo que en un momento imaginó es ahora posible gracias a Internet; qué utilidad daría él a las aplicaciones de la Web 2.0. Pensó incluso alguna vez la importancia que tendrían sus trabajos entre historiadores y bibliotecarios?

Deja tu Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *