¿En qué está fallando la nueva Ley de Fomento para la Lectura y el Libro? Vayamos por partes. Estipular por decreto que se pretende “Propiciar la generación de políticas, programas, proyectos y acciones dirigidas al fomento y promoción de la lectura” como lo dice la nueva Ley de Fomento para la Lectura y el Libro por muy bonito que suene y por más que esté lleno de buenas intenciones sigue siendo hueco mientras no se diga quiénes y cómo harán para abatir el actual rezago en materia de hábitos lectores en nuestro país. Pero quizá es más grave el asunto cuando no se ha pensado en las necesidades y capacidades lectoras reales de los mexicanos; pongamos un ejemplo en concreto: Felipe Calderón ha dicho que mediante esta Ley, cada familia a la que se le entregue una casa de interés social será dotada además de una “biblioteca básica” con 15 a 20 títulos en diferentes materias incluyendo una Constitución Política. Pensar que entregar libros dará como resultado más lectores, es como afirmar que regalar guitarras dará como resultado más músicos. Recordemos que la gente no lee, y para ver libros amontonados ya tenemos muchas bibliotecas públicas a las que la gente no asiste; [&hellip

Leer Más...

El miércoles 23 de julio, Felipe Calderón promulgó la Ley de Fomento para la Lectura y el Libro aprobada el 29 y 30 de abril pasados por la Cámara de Senadores y Diputados respectivamente. Calderón reconoció además que la falta de lectura en nuestro país es un problema crónico, declaración que no representa ninguna novedad y no sorprende a nadie. Al menos en los últimos 30 años, la lectura ha sido un tema que “preocupó” a las autoridades gubernamentales y en cada una de ellas se estructuraron programas que intentaron abatir el problema; desafortunadamente, la falta de un estudio real y la falta de seguimiento no han permitido rendir los frutos esperados: Quizá el programa mejor estructurado y que en su momento rindió los mayores frutos fue el establecido por el ex Presidente Miguel de la Madrid (1982-1988). Durante la década de los 80s la lectura fue uno de los temas más estudiados y debatidos. Gracias al “Programa Integral del Fomento a la Industria y el Comercio del Libro” se logra la constitución del Consejo Mexicano de IBBY, se constituye la Feria del Libro Infantil y Juvenil (1981), se crea la Red Nacional de Bibliotecas Públicas bajo el amparo del [&hellip

Leer Más...

A propósito del Día Nacional del Bibliotecario, he estado pensando si realmente merecemos ser felicitados. Recuerdo que una de las primeras quejas que escuché cuando entré a la carrera fue que los bibliotecarios no somos visibles y que no se valora nuestra labor. En algún momento yo me quejé de lo mismo… pero con el paso del tiempo entiendo perfectamente esta situación y me atrevo a decir que los bibliotecarios somos los únicos responsables de nuestra propia invisibilidad como profesionales o que a lo mucho se nos confunda con los que ”acomodamos los libros.” Las cosas están así: Hablamos de que somos profesionales de la información, pero no somos capaces de tener nuestros sitios actualizados con información relevante para el área, sitios que además no son amigables y mucho menos actualizados. Hablamos de que debemos estar a la par con las TICs (nos encanta usar este término), pero ¿alguien sabe que las TICs van más allá de un OPAC bien organizado? En el programa de estudios de la Licenciatura de Bibliotecología de la UNAM, vemos que los profesores están fallando en las asignaturas dentro del área de Tecnología de la Información: Computación aplicada a la bibliotecología, TICs en las Bibliotecas, Bases de Datos, Telecomunicaciones en las Unidades de [&hellip

Leer Más...

Supongo que todos y todas los/las que pasamos por la carrera de Bibliotecología o Biblioteconomía (que la etimología y la filología no es tema que nos ocupe en este post), habremos escuchado mencionar en al menos una ocasión a Ranganathan (1892-1972), matemático y bibliotecario de origen indio, mundialmente célebre y ampliamente valorado entre los bibliotecarios por la aportación que hizo en 1931 al mundo de la Bibliotecología: las “Leyes de Ranganathan”: Los libros son para usarse A cada lector su libro A cada libro su lector Hay que ahorrar tiempo al lector La biblioteca es un organismo en crecimiento Simples, claras y breves, así me parecieron cuando las escuché por primera vez en la universidad; pero el mundo de la información no es lo que era hace 10 años y mucho menos lo que era en 1931. Estas leyes aún no llegan a su primer centenario de vida y quizá sea necesario detenernos nuevamente para analizarlas y comprenderlas más a fondo, para dejar de repetirlas como lo hicimos con las tablas de multiplicar en nuestros primeros años de educación y, finalmente, para adaptarlas a las necesidades actuales de lectores en un mundo que dista mucho del mundo del libro impreso de los [&hellip

Leer Más...

Alguna vez escuché que una de las grandes invenciones de la humanidad era la escritura. Antes de la escritura, el ser humano transmitía sus conocimientos de boca en boca, lo que formaba parte de la tradición oral; desafortunadamente, muchos de estos conocimientos se perdieron con el paso del tiempo y no fue sino hasta que el ser humano encontró la manera de plasmar con signos en algún soporte (vasijas de arcilla, pergamino, papel, etc) esos conocimientos, que fue posible perpetuarlos y transmitirlos. Paradójicamente, desde que surgió la escritura, el libro y las bibliotecas, el ser humano se ha sentido amenazado con la información que estos materiales cobijan en su interior; no es gratuita la frase “información es poder” y creo que esto lo han visualizado líderes políticos, líderes religiosos, sociedades y organizaciones de todas las civilizaciones que han visto en el libro y las bibliotecas una amenaza a sus intereses. Ya lo ha dicho, Leslie Burger, Presidenta de la ALA: A lo largo de la historia, siempre han existido algunas personas que no quieren que la información esté libremente accesible. Esto aún se da en la actualidad. La razón de que muchos libros no hayan sido prohibidos o destruidos se debe [&hellip

Leer Más...