sociedad del conocimiento Archivo

Sigo rescatando algunos artículos publicados en su momento en otros blogs, este habla sobre la predicción de internet que hizo Paul Otlet: Recuerdo que durante mis años universitarios por más que hice el mejor esfuerzo, no logré entender del todo las lecturas de Paul Otlet (1868-1944), quien ha sido considerado el padre de la documentación moderna. Es hasta hace unos días, cuando di por casualidad con este artículo La Red que cayó en el olvido, donde vuelvo a encontrarme con la figura de Otlet, quien, si bien no sentó las bases, sí tuvo una predicción bastante certera de lo que es hoy día Internet. De hecho, en ese artículo los historiadores vuelven a darle a Otlet el crédito de ser el primero en visualizar la idea de un mundo interconectado en el que cualquier persona tuviera acceso a la información. Quizá hasta ahora logro entender la emoción con la que algunos de mis profesores hablaban de Otlet; quien estuvo siempre preocupado por lograr que el conocimiento plasmado en aquél entonces en papel, estuviera al alcance de quien la necesitara (preocupación que hasta ahora muchos de los profesionales de la información y documentación compartimos). Más adelante, junto con su colega Henri LaFontaine crearon el Mundaneum, [&hellip

Leer Más...

Desde que comencé a estudiar la carrera de Bibliotecología en la UNAM se hablaba de la tecnología, los cambios en los sistemas, los OPACs, después llegó internet, más adelante las bibliotecas virtuales y también las redes sociales. Total que esto ha sido un no parar y desde que recuerdo se habla de cambios, ahora el adjetivo es la era digital: ¿cuáles son los retos de la biblioteca en la era digital? Seguramente en algunos años estaremos hablando de otros retos, cuando lo más conveniente es, considero, entender que la nuestra aunque no lo parezca es una profesión en constante cambio y que sin darnos cuenta hemos sido parte de ellos, si no me creen pensemos, por ejemplo, cuando pasamos del catálogo impreso al catálogo electrónico, de los manuscritos a los libros impresos, de los libros encadenados a la estantería cerrada, de la ficha de préstamo al código de barras, la llegada de internet, el CD, del libro impreso al electrónico, y un etcétera que no hace más que confirmar eso, que lo nuestro es un no parar. En fin, que esto me hace pensar si los retos de la biblioteca en la era digital son distintos a los de cualquier [&hellip

Leer Más...

Mayo ha sido un mes de lujo para el blog, las invitadas e invitados a celebrar este 5o aniversario han enriquecido mucho este espacio y yo, aunque ya lo he repetido mucho, no por ello deja de ser cierto: me siento honrada. Pero como se dice vulgarmente “esto no se acaba, hasta que se acaba.” Así que hoy toca el turno a Natalia Arroyo (@narroyo en twitter), documentalista inquieta a quien debemos prestar mucha atención, siempre tiene algo interesante que compartir a la profesión. Natalia es Licenciada en Documentación por la Universidad de Salamanca, actualmente trabaja en el Área de Comunicación Digital de la Fundación Germán Sánchez Ruipérez gestionando la comunicación en redes sociales y elaborando contenidos; además de colaborar para la Revista EPI (El Profesional de la Información) y, por si esto fuera poco, colabora también para Biblioblog, un blog que está estrenando casa y referencia obligada para bibliotecólogos y documentalistas. Los dejo pues con el post #Bibliomovilidad, especialidad de Natalia y un concepto que debemos tener en cuenta cuando pensamos en las bibliotecas móviles, es decir, bibliotecas que deben estar donde están los usuarios. Natalia, mil gracias por aceptar ser parte de la celebración, para mi es un honor. [&hellip

Leer Más...

¿Cómo pensamos el futuro para nuestras bibliotecas? ¿qué nos vemos haciendo en algunos años? Para los que nos tocó cursar la carrera de bibliotecología, biblioteconomía o documentación en la última década del siglo XX, ¿se acuerdan de lo que nos decían nuestros maestros que serían las bibliotecas en el futuro? Yo sí y muchas de estas predicciones han sido rebasadas en los últimos años. La era de la información y el conocimiento ha obligado a las bibliotecas a cambiar y también a replantearse cada cierto tiempo su labor, también a pensar lo que podemos, o mejor dicho debemos, esperar de ellas y de la propia profesión

Leer Más...

Seguramente en las instituciones donde laboran habrán escuchado hablar de Twitter, Facebook y blogs, seguramente también muchas de estas instituciones se encuentran en la disyuntiva de usar o no las redes sociales; algunos dirán que las bibliotecas no son para eso y prefieren optar por sitios más tradicionales; otros, sin embargo, encontrarán en el social media una oportunidad sin igual para acercar la biblioteca a los usuarios. Independientemente de la política que adopte la biblioteca frente a las redes sociales, lo cierto –y lo he venido comentando en algunas charlas– es que los bibliotecarios no podemos permitirnos no conocer y, mucho menos, no entender lo que son las redes sociales, decidamos utilizarlas o no estamos en obligación de entenderlas porque mucho del día a día de los usuarios se hace a través de estas herramientas. Desde luego, este entendimiento va mucho más allá de saber que existe Facebook o que existe Twitter. Muchos de ustedes seguramente estarán ya un poco hartos de la frase tan manida “social media” y de la no menos célebre “biblioteca 2.0″; pero el que estén tan trilladas, ¿significa realmente que los bibliotecarios las conocemos y entendemos? Me aventuro a contestar que no, aunque parezca imposible, [&hellip

Leer Más...