servicios bibliotecarios Archivo

Gracias a Abelardo Ojeda me entero que el día de hoy se publicó Encuesta /Agradan metro y museos, una encuesta elaborada por el diario Reforma entre el 4 y 7 de abril de este año. Esta encuesta tuvo como objetivo que los 855 encuestados de las 16 delegaciones capitalinas calificaran 17 diferentes servicios ofrecidos en la capital del país. Entre ellos se incluyen los servicios que ofrece la biblioteca pública, además de los museos, otros servicios recreativos, de transporte y seguridad. Y para sorpresa mía, los servicios que ofrece la biblioteca pública en el Distrito Federal obtuvieron un 7.5, lo que le valió el cuarto lugar, sólo superado por los museos con 8.0, el metro con 7.9 y los bomberos con el 7.6 de calificación. Pues bien, creo que a nadie dejará del todo satisfecho un 7.5 de calificación, especialmente cuando tenemos grabada en la memoria que las calificaciones escolares por debajo del 8.0 no son nada buenas y, si somos un poco más quisquillosos, esta calificación realmente sólo nos sirve para pasar de “panzazo” a los servicios que ofrece la biblioteca. No debemos perder de vista que entre los seis primeros lugares figuran servicios de índole cultural, recreativa y de transporte (Museos, [&hellip

Leer Más...

Los recortes presupuestales a las bibliotecas y despido de personal bibliotecario es, tristemente, una noticia constante en España y Estados Unidos; ya sabemos, la cultura y las bibliotecas siempre serán las primeras afectadas en épocas de crisis, a mi se me ocurre por ejemplo que se recorten los gastos de los que hacen las leyes y cortan cabezas bibliotecarias pero claro, esto es mucho pedir. En fin, que si bien esta problemática no toca tan de cerca a México, tampoco podemos cantar victoria, muchos colegas no son despedidos porque no hay trabajo de donde hacerlo, es decir, lo difícil es encontrar un trabajo de donde te despidan, ¡y los sueldos! bueno, para qué hablar de los sueldos. Por eso este cómic en defensa de la biblioteca, realizado por John Alison, me parece no sólo divertido, sino también una manera amable de crear conciencia sobre la situación bibliotecaria actual. Ya saben, si se quejan de la disciplina que quiere imponer el/la bibliotecario/a en su biblioteca de confianza, piénsenlo dos veces antes de dejarlo sin nada que hacer; podríamos ser un verdadero peligro fuera de nuestros recintos Visto en: Book Patrol

Leer Más...

Hace unos días platicaba en algún café sobre lo mucho que me intriga el éxito de la trilogía Cincuenta Sombras de Grey de la autora E.L. James. Para los que no sepan de qué va, cuenta la historia de Ana, una estudiante de literatura que un día entrevista a Christian Grey, hombre adinerado y seductor que aunque en un principio es arrogante con ella, también muestra interés para desgracia-suerte de Ana quien pronto cae en las garras de este atractivo caballero y de ahí en adelante, la historia se centra en la descripción de prácticas sexuales de todo tipo, llevando a Ana al total sometimiento sexual con varios toques de sadismo y masoquismo. Este libro es una novela erótica que muchos describen como Porno para mamás, pues son precisamente las mujeres entre los 30 y 40 años quienes han catapultado el primer libro de la trilogía a la lista de los más vendidos en cualquier país, México no ha sido la excepción. De hecho, en algún artículo leí que muchas lectoras escriben a James agradeciendo por un libro que les ha permitido reencontrarse íntimamente con sus esposos y que las ha liberado; curioso para un libro que habla de sometimiento. Por otro [&hellip

Leer Más...

Este mes ha sido, sin duda, el más desafortunado en cuanto a campañas tanto electorales (o preelectorales aunque tampoco es tiempo) como publicitarias que se han dado en dos países: En México, por un lado, los desatinos políticos de Enrique Peña Nieto, candidato único del PRI a la presidencia en 2012, al ser incapaz de mencionar correctamente 3 libros que marcaron su vida; su hija quien, al tratar de defenderlo, retuitea un mensaje clasista; y de nuevo Peña Nieto en su completa ignorancia, no sólo literaria, sino económica y social al no conocer el monto del salario mínimo en México y, no conforme con esas metidas de pata, declara No soy la señora de la casa  cuando se le cuestiona sobre los costos de distintos productos de la canasta básica en México. Nos deja con muchos adjetivos nada halagüeños y con una idea muy clara de lo que puede llegar a ser su gestión en caso de ganar las elecciones. Pero, si de malas campañas hablamos, en Pepsi España se ha hecho una que, aunque no tiene relación con el ambiente electoral y el nivel de lectura en México, sí tiene mucho que ver con las bibliotecas, el mundo del libro y los bibliotecarios que quedamos [&hellip

Leer Más...