rol social del bibliotecario Archivo

Dice la UNESCO en su famoso Manifiesto sobre la Biblioteca Pública –manifiesto que por cierto ya tiene 20 años de existencia–: La biblioteca pública es un centro local de información que facilita a sus usuarios todas las clases de conocimiento e información… Todos los grupos de edad han de encontrar material adecuado a sus necesidades. Las colecciones y los servicios han de incluir todo tipo de soportes adecuados, tanto en modernas tecnologías como en materiales tradicionales. Son fundamentales su alta calidad y adecuación a las necesidades y condiciones locales. Los materiales deben reflejar las tendencias actuales y la evolución de la sociedad, así como la memoria del esfuerzo y la imaginación de la humanidad. Ni los fondos ni los servicios han de estar sujetos a forma alguna de censura ideológica, política o religiosa, ni a presiones comerciales. [Las negritas y subrayados son míos] Cambiando un poco el tema, aunque en el mismo orden de ideas para este post, Domingo Buonocore en su célebre Diccionario de Bibliotecología (Castellví, 1963) nos dice sobre la selección de libros: Tarea intelectual que compete al bibliotecario y que tiene por fin elegir o escoger, separándolos de entre sus similares, los libros que considera más aptos para la biblioteca, de [&hellip

Leer Más...

Vía Elsevier’s Library Connect Newsletter llego a Soy un bibliotecario social, una interesante infografía elaborada por Elsevier’s Library Connect Newsletter y el bibliotecario y analista en tecnología, Joe Murphy. Dicha infografía intenta mostrar que hablar del bibliotecario social es ir más allá de las redes sociales, que si bien no podemos negar es una parte quizá inevitable, debemos entender que es una muy pequeña; el bibliotecario social debe asumirse como un curador de contenidos, como un educador, como un filtro y también como una conexión, todo lo anterior con el único fin de apoyar al usuario a no perderse en la mar de información. Como podemos ver, las tecnologías cambian, pero no la función principal que es la de ser LA conexión ideal, útil, detallada y cuidada entre la información y el usuario; ayer lo hacíamos con libros físicos o con códices (por mencionar un par de ejemplos), hoy lo hacemos con cientos de miles de recursos distintos audiovisuales disponibles en internet. Sin embargo, dadas las ingentes y crecientes cantidades de información, la nuestra es hoy más que nunca una labor de gran responsabilidad. En una era donde se anuncia tan fácil y descaradamente la desaparición del bibliotecario (aunque, en realidad, llevamos [&hellip

Leer Más...

Justo antes de finalizar 2013 leía Ser bibliotecario: una profesión radical, la transcripción de una excelente conferencia ofrecida en Canadá por la periodista Naomi Klein en 2003 y a la que llegué gracias a Kaos en la red. A pesar de que 2003 puede parecernos bastante lejano, la situación que viven hoy en día las bibliotecas en todo el mundo (recortes de presupuesto y personal, etc.) hacen que la conferencia de Klein siga siendo tan actual como en aquel año. Klein asegura que la nuestra es una profesión subversiva al prestar libros, ofrecer servicios de información y recreación abanderados con la gratuidad; sin embargo no tenemos una tarea sencilla, especialmente cuando muchas bibliotecas en Estados Unidos han tenido que “reajustarse” a las constantes crisis económicas que derivan en recortes presupuestales en el mejor de los casos (en España se vive situación similar), y en el cierre mismo de las bibliotecas cuando la cosa se pone muy fea. Estos reajustes comienzan a cuestionarse al llevar la bandera de gratuidad (recordemos que las bibliotecas públicas funcionan con fondos del Estado), especialmente cuando otros servicios públicos se están privatizando, tal es el caso del alcantarillado, sanidad, agua, etc. El riesgo que se corre en [&hellip

Leer Más...

El día de hoy estuve participando en la 2a Reunión Interbibliotecaria del Instituto Politécnico Nacional con la ponencia El bibliotecario de cara a los nuevos tiempos.  Un tema complejo, sin duda, pero en el que debemos aceptar y asumir el rol social que jugamos en estos “nuevos tiempos” en el que cambian los soportes, pero no el contenido ni la esencia bibliotecaria. Les comparto la presentación. El bibliotecario de cara a los “nuevos tiempos” from Veronica Juárez Agradezco a la Lic. Beatriz Elizundia Balcázar, Encargada de la Dirección de Bibliotecas del IPN, por la invitación y también a la Lic. Alejandra Lilian García, Encargada de la División de Servicios Bibliotecarios del IPN, por el apoyo logístico y todas sus atenciones

Leer Más...

Como les comenté hace unos días, este 9 y 10 de octubre se estuvo llevando a cabo en San Cristobal de las Casas, Chiapas, el XIII Congreso Nacional de Bibliotecas Públicas, evento organizado por la Dirección General de Bibliotecas del Conaculta que reúne a distintos especialistas relacionados con las bibliotecas y el mundo del libro para tratar diversos aspectos de la biblioteca pública. En esta ocasión el tema central del congreso fue “La biblioteca pública como espacio social” y con este objetivo en común los especialistas discutieron sobre la biblioteca pública y la democratización del conocimiento, la dimensión social de la biblioteca pública, el papel del bibliotecario como mediador de la lectura, y la librería y la biblioteca pública. En la mesa de discusión “El papel del bibliotecario como mediador de la lectura” tuve el privilegio de compartir inquietudes con Daniel Goldin, director de la Biblioteca Vasconcelos; Azucena Galindo, Directora General de IBBY México y el escritor Alberto Chimal; menciono la palabra “inquietudes” porque durante una charla previa a la mesa de discusión, nos dimos cuenta que el tema resulta complejo y muy amplio; a pesar de ello intentamos, desde la experiencia personal, dar respuestas a algunas interrogantes que surgen [&hellip

Leer Más...