curiosidades del libro y la biblioteca Archivo

No es ninguna novedad y nadie debe sorprender que para que un escritor logre una historia que impacte a cualquiera, debe tener una gran imaginación; sin embargo, que la imaginación llegue a tal punto que después de varios años, décadas o incluso siglos de publicados encontremos en nuestro presente similitudes con las historias que salieron de su puño y letra, resulta por lo menos sorprendente, si no es que admirable. Quizá uno de los ejemplos más representativos de autores cuyas obras se acercaron bastante al futuro es Julio Verne (1828-1905), por ejemplo, en sus obras encontramos naves espaciales, submarinos y otros cuantos desarrollos que fueron posible varias décadas después de su muerte, no conforme con ello, se dice además que se adelantó a algunos descubrimientos y eventos históricos, el más conocido es quizá el viaje a la luna del que Verne hablaba en su obra De la tierra a la luna publicada en la segunda mitad del siglo XIX y que fue una realidad casi 100 años después cuando Neil Armstrong se convirtió en el primer hombre en pisar nuestro satélite natural (1969). Verne durante décadas ha asombrado a lectores y aunque es quizá el más representativo, afortunadamente no es el único, [&hellip

Leer Más...

Interesante infografía digna de las revistas del corazón han publicado en la sección libros de The Hufftington Post: los autores que apestan según otros autores; ya conocen el dicho de “no soy monedita de oro para caerle bien a todo el mundo” y aunque mundo de letras, los escritores siguen siendo humanos, así que no es raro que odien y no soporten a otros autores. Desde luego, como hablamos de escritores, los insultos y desprecios tienen cierto encanto literario que no se pueden pasar por alto, de ahí lo interesante de esta infografía. Es realmente apasionante darse cuenta que en el mundo de las letras, los autores también tienen sus bajas pasiones: Ernest Hemingway (1899-1961) dijo en alguna ocasión sobre William Faulkner (1897-1962): “Pobre Faulkner, ¿realmente cree que las grandes emociones vienen de las palabras grandes?”, aunque todo parece indicar que el sentimiento era mutuo, ya que Faulkner no se quedó callado y no perdió oportunidad para decir ” [Hemingway] Nunca ha sido conocido como un autor que use una sola palabra que pueda enviar al lector a un diccionario,” algo así como que no tenía una prosa rica, escritura fácil para aumentar el chisme Henry James (1843-1916) no toleraba a Edgar Allan Poe (1809-1849) y [&hellip

Leer Más...

¿Cómo lucen dos mil millones de libros vendidos? Quizá lo difícil no sea tratar de imaginar esa cantidad, sino de algún título que haya alcanzado tal cantidad de ventas; cuando se habla de libros súper ventas, generalmente se hace en términos de cantidades recaudadas y, a lo mucho se llega a hablar de cientos de miles, en algunos (pocos) caso de millones de copias, pero ¿hay libros que hayan vendido más de dos mil millones de ejemplares? ¿cómo podemos interpretar esta cantidad? Veamos, de acuerdo con la infografía What does 2 billion book sales look like? elaborada por Lovereading UK si tratamos de imaginar 2 mil millones de libros organizados en línea nos alcanzarían para dar 1.25 veces la vuelta a la tierra, es decir 31,565. 69 millas –en sistema métrico decimal comprensible: 50,800 kilómetros–, o bien, viajar a la luna 1.7 veces, si es que se ponen poéticos y románticos. Pero, ¿qué escritores han logrado vender tal cantidad de libros? sólo Agatha Christie y, desde luego, Shakespeare. Si comparamos a estos grandes con los autores superventas actuales, vemos que los segundos se quedan bastante medianos: Rowling, reconocida a nivel mundial por la saga Harry Potter a “duras penas” ha llegado a los [&hellip

Leer Más...

Como bien lo indica Piotr Kowalczyk en Ebook Friendly, en el terreno de las infografías está surgiendo una nueva forma de visualizar la información: las tablas periódicas sobre un tema específico. Pues sí, quizá Dmitri Medeléyev nunca imaginó que la tabla periódica que publicó a finales del siglo XIX y que le valdría en 1955 que el elemento 101 llevara su nombre (adivinaron, el Mendelevio), algún día se convertiría también en una forma de condensar y hacer comprensibles elementos básicos sobre un tema determinado más allá de la química. La literatura se ha convertido en un buen ejemplo de uso de las tablas periódicas, como bien nos muestran en eBook Friendly con la publicación de 10 tablas periódicas relacionadas con la literatura; pero además, recientemente encontré una tabla periódica de la tipografía que, he de confesar, la tengo como fondo de pantalla de mi computadora :), y ha sido mi primer acercamiento más que afortunado a este tipo de “infografías.” En fin, como les decía, las ciencias duras y la literatura están haciendo buena “química”, así que si se sienten un poquito nerds quizá les interese saber que muchas de ellas están a la venta en Amazon y tiendas en línea similares para [&hellip

Leer Más...

Querido lector, lectora, ruego no se confunda ya que esta entrega del glosario bibliotecológico nada tiene que ver con libros de autoayuda sobre desórdenes alimenticios o con la grandeza de la lectura, y aunque sí tiene que ver con lectura, no tiene que ver con lectura en el sentido que generalmente se maneja en este blog, es decir, sí, pero no, pero sí. En fin, para evitar más desvaríos y digresiones les explico, este post tiene que ver con el bonito y apasionante arte de la tipografía y al hablar de la letra, por ende, debiera tener mucho que ver con nuestro quehacer bibliotecario, digo, al menos para tener tema de conversación, ¡je! Comencemos: Resulta pues que en la vieja tradición tipográfica –mucho antes del siglo XX y de la llegada de las computadoras con sus trucos para utilizar distintas fuentes e incluso cambiar los tamaños de las mismas–, cada uno e estos tamaños recibía un nombre relacionado con el uso que se les daba en diferentes texto, por ejemplo, el tamaño óptimo para un diario, tenía un nombre específico que era muy distinto del utilizado para un folletín. Así, durante siglos los tipógrafos hablaban de nomparela, miñona, filosofía, breviaro, atanasia, burguesa, [&hellip

Leer Más...