bibliotecología y documentación Archivo

Sigo rescatando algunos artículos publicados en su momento en otros blogs, este habla sobre la predicción de internet que hizo Paul Otlet: Recuerdo que durante mis años universitarios por más que hice el mejor esfuerzo, no logré entender del todo las lecturas de Paul Otlet (1868-1944), quien ha sido considerado el padre de la documentación moderna. Es hasta hace unos días, cuando di por casualidad con este artículo La Red que cayó en el olvido, donde vuelvo a encontrarme con la figura de Otlet, quien, si bien no sentó las bases, sí tuvo una predicción bastante certera de lo que es hoy día Internet. De hecho, en ese artículo los historiadores vuelven a darle a Otlet el crédito de ser el primero en visualizar la idea de un mundo interconectado en el que cualquier persona tuviera acceso a la información. Quizá hasta ahora logro entender la emoción con la que algunos de mis profesores hablaban de Otlet; quien estuvo siempre preocupado por lograr que el conocimiento plasmado en aquél entonces en papel, estuviera al alcance de quien la necesitara (preocupación que hasta ahora muchos de los profesionales de la información y documentación compartimos). Más adelante, junto con su colega Henri LaFontaine crearon el Mundaneum, [&hellip

Leer Más...

Seguramente muchos recordarán con terror las clases de bibliotecología (ahora no recuerdo la materia específica) donde nos ponían a estudiar los niveles de los documentos y donde poco hablábamos de la historia de las distintas obras (esa era harina de otro costal, o de otra materia). Pues sí, aunque les parezca extraño los bibliotecarios clasificamos la información no sólo por materia, sino hasta por nivel de documento: están los documentos primarios, los secundarios y un tercer tipo, conocidos como obras de consulta o referencia. Ya en otro momento les explicaré en qué consiste cada nivel de documento y antes de que se me vayan aburridos a leer otra cosa, sólo les diré que dentro de las obras de consulta entran los diccionarios y, como a mi me gusta esto de la historia de la bibliotecología y todo lo que tenga que ver con los libros, el día de hoy toca el turno en este post al origen de los diccionarios. Aunque nadie ha logrado ponerse de acuerdo, se cree que los primeros diccionarios surgieron en Mesopotamia por allá del 2,300 a.C., según la Wikipedia, se han descubierto textos cuneiformes que pertenecieron a la famosísima Biblioteca de Asurbanipal y que describían palabras [&hellip

Leer Más...

Vía Book Patrol me encuentro con esta serie de curiosas infografías de 1930 sobre las bibliotecas, el uso de los libros, la literatura, la generación del conocimiento, las ramas del conocimiento, cómo funcionan algunas publicaciones de referencia como el Who’s who, cómo funcionan las fichas catalográficas y cómo localizar un libro en la estantería y cuáles son los principales datos en una publicación periódica. ¿Se preguntarán por qué digo “curiosas”? Por si no han caído en cuenta, como ya les comenté, se trata de carteles elaborados en los años 30 del siglo pasado, al más puro estilo de las infografías tan comunes y útiles en la era del internet, donde la imagen impera. Pero, lo más interesante es que esta serie de 28 pósters fueron elaborados bajo la supervisión de la bibliotecaria Ruby Ethel Cundiff para el curso Enseñar el uso de la biblioteca en la George Peabody College for Teachers. En una época tan visual como la nuestra, este tipo de pósters caen muy bien para entender el trabajo de la biblioteca, de estos necesitamos más en las bibliotecas

Leer Más...

Como les comentaba en la entrada anterior, Uvejota cumple sus primeros 5 años y, a modo de celebración, he invitado a algunos buenos amigos a colaborar en el blog, creo que ese es un buen regalo y agradecimiento para todos los lectores. Este es el primer post invitado, su autor es Jordi Serrano-Muñoz (@jserranom en twitter), bibliotecario de la Universidad Politécnica de Cataluña y docente en la Facultad de Biblioteconomía y Documentación en la Universidad de Barcelona, España. Jordi es uno de mis bibliotecarios favoritos y, aunque no he tenido la oportunidad de conocerlo en persona, disfruto mucho sus tuits y todo lo que comparte en las redes sociales; un convencido de los “experimentos con gaseosa” y también del “renovarse o morir”, de la innovación y de compartir, siempre compartir, que así avanzamos más y mejor. Los dejo con su contribución, una muy buena reflexión de lo que estamos haciendo y si no estamos dejando pasar la oportunidad de tener algo que decir y hacer en tareas tan nuestras, pero que ahora se presentan como novedosas: Gestionar datos ¿una nueva oportunidad profesional, o también la dejamos escapar? Muchas gracias Jordi por aceptar ser parte de la celebración y bienvenido al blog. [&hellip

Leer Más...

En el post anterior les platicaba sobre la renovación del blog y todas las vicisitudes por las que tuvimos que pasar para lograrlo; les comentaba también que esta reestructuración llegaba en buen momento para celebrar un aniversario más. Así es, Uvejota cumple 5 años el próximo 18 de mayo y nada mejor que celebrar abriendo las puertas de esta casa virtual a colegas, amigos y gente a la que respeto y admiro profundamente (que además me han acompañado en este andar dospuntocerista y que le han dado un sentido especial a la web, gente con ganas de compartir y de predicar con el ejemplo) para colaborar con un post invitado. Muchas gracias a todos ellos por aceptar ser parte de esta celebración, me siento más que honrada. Aprovecho también para agradecer a los lectores fieles y los esporádicos, sin sus lecturas, comentarios, desacuerdos, críticas y sugerencias, este blog no sería el mismo. Se podrían decir muchas cosas más, pero creo que lo más honesto es un ¡Gracias a todas y todos! Espero me permitan celebrar muchos más. &nbsp

Leer Más...