Servicios que ofrece la biblioteca en cuarto lugar

Encuesta de servicios ReformaGracias a Abelardo Ojeda me entero que el día de hoy se publicó Encuesta /Agradan metro y museos, una encuesta elaborada por el diario Reforma entre el 4 y 7 de abril de este año. Esta encuesta tuvo como objetivo que los 855 encuestados de las 16 delegaciones capitalinas calificaran 17 diferentes servicios ofrecidos en la capital del país. Entre ellos se incluyen los servicios que ofrece la biblioteca pública, además de los museos, otros servicios recreativos, de transporte y seguridad.

Y para sorpresa mía, los servicios que ofrece la biblioteca pública en el Distrito Federal obtuvieron un 7.5, lo que le valió el cuarto lugar, sólo superado por los museos con 8.0, el metro con 7.9 y los bomberos con el 7.6 de calificación.

Pues bien, creo que a nadie dejará del todo satisfecho un 7.5 de calificación, especialmente cuando tenemos grabada en la memoria que las calificaciones escolares por debajo del 8.0 no son nada buenas y, si somos un poco más quisquillosos, esta calificación realmente sólo nos sirve para pasar de “panzazo” a los servicios que ofrece la biblioteca.

No debemos perder de vista que entre los seis primeros lugares figuran servicios de índole cultural, recreativa y de transporte (Museos, 1er lugar; Metro, 2o lugar, bomberos, 3er lugar; metrobús, 5o lugar y el programa Ecobici, 6o lugar), estos datos nos indican el nivel de uso de las personas, y también nos dan una idea de lo necesarios que son; sin embargo, la biblioteca queda mal parada con un cuarto lugar que, si bien  no la coloca entre los peores lugares, tampoco le ayuda en la percepción que se tiene de estos recintos y los servicios que se prestan.

Si lo queremos ver de buena manera, entonces no perdamos de vista que la encuesta publica resultados totales y parciales para aquellas personas que declararon ser usuarios frecuentes de los distintos servicios.

Para este segundo caso, vemos que ya se presenta un cambio significativo en la calificación obtenida para las bibliotecas. En lugar de estar en cuarto lugar con una el puntaje nada satisfactorio de 7.5, las bibliotecas suben al tercer lugar con el 8.0 de calificación. Un poco mejor, sí, aunque tampoco el deseable.

Los bibliotecarios responsables de bibliotecas públicas deben apuntar a mejorar estos números y lograr no sólo una mejor percepción, sino también un mayor uso y, desde luego, la satisfacción de las demandas de información a través de los diferentes servicios que ofrece la biblioteca pública. No se trata sólo de modificar las cifras por hacerlo, sino de hacer una doble lectura para determinar lo que se se puede hacer con estos datos y cómo lograr que los servicios que ofrece la biblioteca pública sean mejores y satisfagan las demandas reales de los usuarios capitalinos.

Quizá debamos voltear a ver el tipo de servicios que prestan los museos, las necesidades que cubren y por qué son mejor calificados, qué están haciendo bien y como podemos replicarlo en las bibliotecas.

Deja tu Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *