Manifiesto Soy Joven, Soy Lector

soy joven, soy lectorEn enero pasado se lanzó el Manifiesto Soy Joven, Soy Lector del Consejo Editorial Juvenil de Linternas y Bosques y del Círculo de Lectores de la Biblioteca Vasconcelos, ambos coordinados por Adolfo Córdova y Áurea Esquivel.

En junio de 2015 Adolfo Córdova lanzó una convocatoria para conformar el Consejo de Literatura Juvenil del blog Linternas y Bosques que tenía como propósito discutir y analizar entre y con jóvenes distintos temas relacionados con la literatura, la lectura, los lectores y la literatura infantil y juvenil; más adelante, la Biblioteca Vasconcelos ofreció el espacio para realizar las sesiones.

A raíz de estas sesiones de reflexión, los jóvenes integrantes del Consejo y del Círculo vieron la necesidad de elaborar un manifiesto que les diera voz como lectores y como protagonistas, algo que pocas veces sucede y en el que todos creen tener algo que decir o imponer (el editor, el mediador, el profesor, el librero, los distribuidores, escritores, Consejo de la Comunicación e incluso los bibliotecarios) sobre la lectura y el lector.

El manifiesto fue lanzado el 26 de noviembre pasado en la Biblioteca Vasconcelos y se realizó un segundo lanzamiento en enero de 2017. Está enmarcado en las actividades de Espacio LIJ de la Biblioteca Vasconcelos que tiene como lema Libros reales, lectores reales; por ello es tan importante, pues son precisamente los jóvenes (los lectores reales) quienes lanzan esta propuesta como una manera de decir basta a los estereotipos de lector joven y basta a afirmar que no leen.

El Manifiesto Soy Joven, Soy Lector se compone de 8 puntos que, como lo señala Áurea en LIJ Ibero, Revista de Literatura Infantil y Juvenil Contemporánea, es una manifestación de una postura lectora de los jóvenes. Postura que nos habla de la diversidad de lectores, de la diversidad de lecturas y de formatos y que va en contra de la inmediatez y de imponer tiempos y números a la lectura –como leer 20 minutos diarios o más de tres libros al año, por mencionar uno de tantos ejemplos que lamentablemente encontramos en la actualidad–.

manifiestorojo-3

Es un manifiesto que también dice basta a ver en los jóvenes un producto mercantil, y es un llamado de atención a la industria del libro y la forma en la que ve a los jóvenes e intenta llegar a ellos.

Algo que también me parece importante rescatar de este manifiesto es que, como ellos mismos lo comentan, no es EL manifiesto, ni es de TODOS los jóvenes; es apenas un manifiesto de un grupo y por tanto, en lo personal, me gustaría ver más pronunciamientos del tipo por otros grupos de jóvenes.

En una época en la que la lectura y la LIJ está llena de prejuicios y de frases ya hechas que no hacen mucho sentido a los jóvenes a los que está dirigida y que, de hecho, demuestran lo alejados que están los “expertos” de los lectores, este manifiesto sienta un precedente para la lectura y los lectores en nuestro país. Una clara muestra de ello, son las portadas de los libros que los jóvenes integrantes del Consejo han leído y que comparte Adolfo en su blog:

Soy joven, soy lector es también una forma de apropiarse del acto de leer e ir en contra de temáticas y posturas ya muy gastadas impuestas por otros.

Deja tu Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *