Beneficios de la lectura: Caso 106. ¿Leer ficción literaria mejora tus habilidades sociales?

readingMucho he hablado en este blog de los beneficios de la lectura, si no me creen, dense una vuelta por la etiqueta beneficios de la lectura y verán que ya van poco más de 100 beneficios distintos; sin embargo, este tema parece no tener fin, así que la lista se sigue engrosando..

En el año 2013 se publicó en la revista Science un estudio realizado por David Kidd y Emanuele Castano en el que se pidió a los participantes que leyeran pasajes de la obra de autores como Don DeLillo o Louise Erdrich y también que leyeran obras populares de Danielle Steele y Gillian Flynn y después intentaron medir la emoción en los ojos de los lectores. Se concluyó que los lectores que leían “buena literatura“ o “alta literatura“ o “ficción literaria“, lo que sea a lo que se estén refiriendo, tenían mejores habilidades sociales. Desde luego, los resultados de esta investigación fueron duramente criticados por su vaguedad (algo en lo que estoy totalmente de acuerdo), por ejemplo, Mark Liberman en su blog Language Log expresó sorpresa por el simple hecho de que el estudio fuera aceptado para publicación, dado que los ejemplos de ficción literaria o literatura popular eran totalmente arbitrarios. Cosa con la que estoy de acuerdo, después de todo con base en qué y quién decide qué es popular y qué es alta literatura.

Después de las críticas y a tres años de distancia, los mismos investigadores de la New School for Social Research en Nueva York intentaron replicar el estudio. Los investigadores pidieron al grupo de 2000 personas que de una lista de 130 nombres, identificaran a los que son autores. De esos 130 nombres, 65 eran autores tanto de pop fiction (por ejemplo, Stephen King) como ficción literaria (como es el caso de George Orwell). Un mayor reconocimiento de autores literarios fue interpretado como un indicativo de que el participante había leído más ficción literaria y también tendían a realizar mejor el test de reconocimiento de emotividad.

La British Psychological Association dice que hay un patrón muy claro en los resultados: “…entre más autores de ficción literaria reconocen los participantes, mejor desempeño tienen en su test de reconocimiento emocional...” y agregan que “…esta asociación se mantuvo incluso después de valorar estadísticamente otros factores que podrían estar conectados tanto a habilidades emocionales como a leer mas ficción literaria, tal es el caso de el logro educativo, género y edad“. Los investigadores señalan que los patrones que encontraron en los tres estudios son suficientemente robustos y creen que hay una relación entre leer ficción literaria y una mejor habilidad social.

Los autores también señalan que los resultados de sus investigaciones no se deben tomar como evidencia de la superioridad de la ficción literaria y que cualquier tipo de ficción puede tener ese efecto en la gente, pero en diferentes formas. Sin embargo, en lo personal estos nuevos resultados me siguen pareciendo un tanto vagos, pues sólo determinan que quizá los participantes leen mas ficción literaria, no necesariamente que tengan mejores habilidades sociales y, desde luego, sigue la interrogante de quién y cómo se determina que es ficción literaria y que es literatura popular.

Resulta interesante que casi a la par se publicó en la revista Journal of Personality and Social Psychology el estudio Does Reading a Single Passage of Literary Fiction Really Improve Theory of Mind? An Attempt at Replication donde las investigadoras Maria Eugenia Panero, Deena Skolnick Weisberg, Jessica Black, Thalia R. Goldstein, Jennifer L. Barnes, Hiram Brownell y EllenWinner intentaron replicar el estudio que Kidd y Castano realizaron en 2013, utilizando las mismas obras y materiales de la investigación original; para su sorpresa (quizá no tanto), los resultados no fueron los mismos a los del estudio original, de hecho, no se encontraron ventajas significativas entre la lectura de ficción literaria comparada con cualquier otra condición. Señalan además que quizá la única relación posible entre la lectura y las capacidades sociales se desarrolla entre las personas que leen más o que han leído durante más tiempo, aunque (esto último es idea mía) no necesariamente se trate de “alta literatura“ y recordemos también que a lo largo de la historia han existido personajes clave que fueron grandes lectores y que no por ello mostraban empatía o habilidades sociales más desarrolladas que otras personas, ¿alguien está pensando en Hitler? Al menos, en lo personal siempre me viene a la mente cada que alguien sale con el raído argumento de que leer nos hace mejores personas.

Pues eso, que este beneficio de la lectura es un tanto dudoso o, si les gusta más, un tanto tendencioso, ¿o ustedes qué opinan?

Deja tu Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *