Anatomía de un libro abandonado

Como recordarán, la semana pasada les compartí La psicología del abandono, una infografía publicada en el blog de GoodReads sobre los libros más abandonados, los motivos que llevan a los usuarios de esta red social a abandonarlos y las razones por las que no lo hacen a pesar de que no sea lo esperado, una infografía que recomiendo ampiamente revisar si es que aún no lo han hecho. Al final del post no pude quedarme con las ganas de conocer el porqué abandonan ustedes sus libros, así que me permití invitarlos a participar en una mini encuesta de tres preguntas sobre el mismo tema y cuya participación me tiene gratamente sorprendida: ¡1,012 personas compartiendo las razones por las que abandonen sus lecturas! Les presento pues una infografía, preparada por Abelardo Ojeda, con los resultados de la anatomía de un libro abandonado:

Infografía Libro abandonado Uvejota 2013

Infografía Libro abandonado Uvejota 2013

¿Abandonas tus lecturas?

  • 138 personas, es decir, 13.64% respondió: Claro, la vida es muy corta para desperdiciarla en libros que no me gustan.
  • Un sorprendente 76.28%, es decir, 772 personas deciden ser más tolerantes y darle la oportunidad al libro y al autor, así que Intentan no hacerlo, pero si es un libro insufrible, no tengo más remedio.
  • Los que  nunca abandonan sus lecturas porque les gusta terminar lo que comienzan son el 10.08, es decir, 102 personas.

Por otra parte, ¿cuál es el motivo o los motivos que llevan a los lectores que respondieron esta encuesta a abandonar sus libros?

  • 286 personas (28.26%), abandonan sus libros cuando el argumento es débil.
  • 336 personas (33.20%) lo abandonan cuando el argumento es estúpido o ridículo, los lectores no perdonamos.
  • 71 personas (7.02%), si encuentran el libro inmoral o los hacen sentir incómodos. Nuevamente, me gustaría saber qué libros entran en esta categoría, quizá esto merezca una siguiente encuesta.
  • 111 personas (10.97%) abandonan un libro cuya edición es descuidada, no me queda más que repetir: ¡ojo editoriale! los lectores no estamos dispuestos a aguantar libros mal hechos.
  • Y finalmente, la principal causa por la que la gente abandona sus lecturas es porque es un libro lento y aburrido (743 personas, 73.42%), así que escritores, asegúrense enganchar ya no desde las primeras páginas, sino desde el primer párrafo.

En la última pregunta, ¿qué te mueve a llegar al final de un libro aunque no lo estés disfrutando? es donde debemos prestar especial atención porque es lo único que puede salvar a un libro del abismo:

  • 550 personas (60.77%, más de la mita) respondieron porque tienen que conocer el final de la historia.
  • Sólo 69 participantes (7.62%) juzgan un libro por su final –aunque pocas veces finalizo un libro que no me está gustando, no me encuentro en este grupo, hay libros que he disfrutado de principio a fin, sin disfrutar el final–.
  • 381 personas (42.10%) les gusta finalizar lo que comienzan, a mi gusto una tarea difícil cuando hay tantos libros allá afuera por disfrutar.

Y esta pregunta tenía una cuarta opción: los motivos por los cuales un lector sigue leyendo aunque no lo esté disfrutando. Es la parte que quizá más he disfrutado de la encuesta pues hay razones que nunca hubiera imaginado, por ejemplo, tener todos los elementos para no recomendar el libro a otras personas, duro pero cierto y, desde luego, una razón inigualable para terminar un mal libro.

Otras razones por las que NO abandonar un libro y que vale la pena rescatar son:

  • Terminar un libro con la esperanza de que mejores es quizá la principal causa por la que muchos de nosotros hemos mantenido el acto heróico de leer un libro que no nos gusta y, bueno, en algunas ocasiones el esfuerzo vale la pena.
  • Porque son lecturas escolares, ya saben lo que nos dejan leer en la escuela es casi seguro que no será una lectura memorable. A favor de estos libros podemos decir que si alguna vez regresamos a ellos es casi seguro que cambie nuestra percepción y en esta segunda oportunidad sí lo finalicemos.
  • Porque los libros son muy caros para estarlos abandonando, cierto, tristemente cierto.
  • Porque nos los prestan y no quedaríamos muy bien frente a nuestro benefactor si no utilizamos lo que nos hicieron el favor de proporcionarnos (en este grupo me he encontrado en algunas, pocas, ocasiones).
  • Por la deuda que tiene el lector con el autor, ya sea porque nos de pena abandonar la creación que tanto costó a otro y queremos darle la oportunidad.
  • Porque no hay lista de pendientes, es decir, no hay otros libros esperando a ser leídos.

Como verán, datos por demás interesantes que nos hacen reflexionar sobre cómo abordamos un libro, lo que esperamos de él y también para darnos cuenta que, como lectores no perdonamos.

Ya para terminar agradezco mucho a todos los que aceptaron ser parte de este pequeño experimento y respondieron la encuesta, muchas gracias por compartir sus experiencias como lectores, sin ustedes esta infografía no sería posible. Desde luego, agradecer también a Abelardo Ojeda por la elaboración de la infografía :D.

One Response a “Anatomía de un libro abandonado”
  1. Don_libro 28 octubre, 2013

Deja tu Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *